Steaks del espacio

2020-04-06

¿Es probable que dentro de poco vamos a alimentarnos de la carne fabricada en el espacio? Los futuros colonizadores del Marte van a comer bistecs? Y todo esto sin mandar las vacas o los cerdos al espacio?

Hace poco a bordo de Estacion Espacial Internacional se ha encontrado una impresora 3D especial. No sirve para imprimir objetos de plástico, sino para producir… tejidos.

Impresora Organ.Aut (foto: 3D Bioprinting Solutions)

Impresora Organ.Aut fue diseñada por una empresa rusa 3D Bioprinting Solutions. Esta impresora replica y organiza las células madre en varios tipos de tejidos, incluidos los músculos (carne). Con su ayuda se creó el primer entrecot de ternera en la órbita.

Primer ¨entrecot de ternera espacial¨ (foto: 3D Bioprinting Solutions)

Para producirlo, primero en la Tierra a través de la biopsia se tomaron las células de la vaca. Luego estas celulas han sido sumergidas en un ‘caldo’ especial con nutrientes que simulaban el interior del cuerpo de la vaca. Colocados en viales sellados, volaron a la Estación Espacial Internacional (ISS) a bordo de la nave espacial Soyuz.

En la órbita se colocaron en la bioimpresora 3D. que utiliza tecnología de levitación magnética en la ingravidez que permite el «ensamblaje» tridimensional de los tejidos. Gracias a esto, el objeto no se crea en capas, como en las impresoras 3D biológicas terrestres, sino en volumen, en todos los lados al mismo tiempo. El uso de esta impresora 3D permite imitar la estructura y textura de la carne tradicional.

Los tejidos se convirtieron en un pequeño trozo de carne.

«Sabe bien, casi igual que la natural, pero todavía tenemos algo de trabajo para asegurarnos de que el sabor sea 100% similar a la carne convencional«. – dijo Didier Toubia, presidente de la compañía israelí Aleph Farms que participa en el experimento.

Las piezas obtenidas (aún) no han sido consumidas por los astronautas. Han vuelto a la Tierra el dia 3 de octubre de 2019.

Con la bioimpresora 3D se ha creado no solo la ternera, si no también carne de pescado y de conejo.

La primera carne de laboratorio de células madre de vaca fue producida por Mark Post, un científico holandés en 2013. Costó 250 000 €. Hoy el coste es de 50€. Y va a bajar aun mas, cuando el proceso de producción se desplace de laboratorios a las fabricas. Varias compañías están trabajando en la tecnología, entre ellas: Mosa Meats, Memphis Meats (en parte perteneciente a las compañías de carne más grandes), Meatable y Aleph Farms.

La misión principal es ofrecer a los consumidores la carne sin tener que matar a los animales. La carne producida de este modo debería aparecer en las tiendas en próximos años.