Latas vuelven a la moda

2020-03-31

Durante la pandemia que estamos viviendo, conservas de carne, fruta y verdura, junto con el papel higiénico otra vez vuelven a ser producto escaso. Pero de donde vienen? Que tiene en común la comida enlatada con la ciudad de Żyrardów?

Conserva de ternera con una etiqueta de sustitución producida en tiempos de República Popular de Polonia.

La gente siempre investigaba las mejores formas de conservar alimentos imprescindibles para sobrevivir. Para que no se pudrieran y se puedan guardar más tiempo.

El proceso clave de preservar los alimentos fue inventado por el pastelero y cocinero parisino Nicolas Appert (1749-1841). Después de muchos experimentos llegó a la conclusión que la mejor manera de conservar los alimentos mucho tiempo es calentándolos hasta el punto de ebullición en un recipiente hermético. Appert como un buen francés nacido en Champaña en su primer trabajo utilizaba… botellas de vidiro de champán. Las llenaba de carne, verdura, fruta o sopas.

Nicolas Appert y una de sus botellas

Método de conservación de Appert era muy completo. Permitía no solo conservar nombrada antes carne, fruta o verdura, pero también zumos, bebidas como leche e incluso cerveza, té o café. Esta manera de conservación hasta hoy en día se utiliza en casas.

El punto débil de método de Appert era el tapón, cual no siempre era hermético – entonces el producto llegaba a pudrirse. Y tambien pesadez y fragilidad de vidrio.

Por esto su método fue desarrollado por ejército francés, cual en este momento iba conquistando toda la Europa bajo el mando de Napoleón Bonaparte.

«Un ejército marcha sobre su estómago» – decía emperador francés, conociendo la importancia de alimento bien conservado en las conquistas.

El siguiente inventor que trabajaba sobre un método nuevo de preservar los alimentos fue Phillippe de Girard – un ingeniero francés. En vez de utilizar vidrio empezó a emplear recipientes de metal fino – latas.

Estatua de Girard en Żyrardów

Girard es una persona asociada con Polonia. Durante casi 20 años trabajaba para el gobierno polaco en Reino de Polonia desarrollando su industria, principalmente industria textil. El nombre de la «ciudad textil» de Żyrardów, ubicada entre Varsovia y Łódź, viene de su apellido.

Girard utilizó al comerciante británico Peter Durand como su agente para patentar la idea en 1810.

Este patente luego fue comprado por 1000 libras por los empresarios británicos Bryan Donkin y John Hall. En 1813 los dos abrieron la primera fabrica de conservas en el mundo, las distribuían al ejercito y armada británica.

La lata de la primera fábrica de conservas

Primeras latas estaban cerradas con una soldadura de plomo. Desgraciadamente en circunstancias desfavorecidas, esto podría provocar intoxicación. Es conocida la historia de expedición a Ártica de John Franklin en 1845-1848, cuales participes fueron intoxicados por plomo.

Fabrica de latas Heinz en 1909

Las latas hoy en día se sellan herméticamente después de llenarlas formando adecuadamente la brida con el borde del metal. El interior de la lata esta forrado de una capa de plástico que protege el alimento.

Un cierre erróneo y correcto del borde
de la lata

Después de ´coser´ las latas están pasterizadas o esterilizadas para garantizar buena conservación de producto.

Curiosamente el primer abrelatas se inventó después de 42 años del invento de las latas. Antes de su aparición las latas se abrían con cuchillo, martillo y cincel o tal vez se rompían a base de hachazos.

Hoy resulta mas fácil abrirlas. En nuestra disposición tenemos varios tipos de abrelatas. Las latas también muchas veces vienen con cómodas tapaderas que se quitan con ayuda de un anillo (sistema ring-pull).